lunes, 9 de noviembre de 2009

RAFAEL CHAPARRO MADIEDO: BIOGRAFIA



Al igual que pasa con Andrés Caicedo, la vida de Rafael Chaparro Madiedo es una novela tan interesante, que puede adjuntarse como una más de sus obras. Ambos, son personas que heredan a la literatura colombiana no solo sus escritos, sino la labor, el trabajo por hacer que nuestra literatura se sintonice con ese momento más amplio que vive el mundo. Amantes del rock, los dos no pueden conformarse con una literatura puramente nacional, recluida en los márgenes de lo que sucede en nuestro país; por el contrario, quieren que la vida de sus personajes participe de la emoción de lo actual, y de las problemáticas sociales y culturales que vive el mundo.

Desafortunadamente hasta el momento no se ha escrito una buena biografía de Chaparro Madiedo. Tal vez por ser autor de una única novela publicada, ningún escritor ha emprendido la tarea de dar al público una biografía completa. Durante mucho tiempo ese ha sido el mismo caso de Andrés Caicedo, aunque en la actualidad Alberto Fuguet se encuentra escribiendo la primera biografía seria del autor vallecaucano.

Rafael Chaparro Madiedo nació en Bogotá el 24 de Diciembre de 1963, fue el primer hijo de una familia santandereana que se instaló en la capital del país poco antes de su nacimiento. Su padre Rafael Chaparro Beltrán, quien aún vive, es ingeniero, y su madre Amintia Madiedo, fallecida hace poco, fue profesora. La infancia y adolescencia de Rafael Chaparro Madiedo se encuentra enmarcada en el barrio Niza, al norte de la ciudad, mucho antes de que el Centro Comercial Bulevar Niza y la Avenida Suba fueran construidos. Este barrio, que después sería tema de varios de sus artículos periodísticos, es el lugar de la infancia, de los amigos, de los juegos y del lento transcurso de la niñez a la madurez.

Sus años escolares transcurren en el Colegio Helvetia, donde su inclinación literaria comienza a hacerse evidente por la participación en obras de teatro. Otra faceta poco sospechada de esta época es el interés de Chaparro en el baloncesto, que incluso lo llevaría a competir en unos inter-colegiados a San Andrés Islas. Lo cierto es que Chaparro Madiedo no era sólo el intelectual con un cigarrillo en los labios que se puede ver en sus fotografías, sino alguien con un gran sentido del humor, que desde su infancia gustaba del deporte y los juegos, fue aficionado del futbol y le agradaba compartir tiempo con sus amigos.

Después de terminar el bachillerato Chaparro Madiedo se matriculó en la Universidad de los Andes, una de las más importantes del país, para estudiar Filosofía y Letras. Este sería su paso decisivo para entrar en la carrera de escritor. Allí funda la revista Hojalata junto a dos compañeros suyos, Andrés Huertas y Felipe Castañeda. Esta publicación, de la cual el gobierno sospechó que fuese revolucionaria, hizo que Chaparro Madiedo fuera investigado formalmente, pero el asunto no tuvo consecuencias y no se formuló ningún cargo en su contra. En la Universidad de los Andes conoce a Jorge Mario Eastman, a través del cual entra a trabajar como redactor cultural de la revista Consigna. También entabla amistad con Paula Arenas quien lo invita a participar en un proyecto de la empresa de producción cinematográfica Cinevisión; se trataba de un programa de humor y sátira política llamado: Zoociedad . Con esta misma productora participaría en Quack y La Brújula Mágica.

En el año de 1987 se gradúa de la Facultad de Filosofía y Letras con la tesis sobre Martin Heidegger titulada: Interpretaciones de los estados de ánimo como experiencias ontológicas con base en “Ser y Tiempo”. A continuación viaja a Montpellier para realizar unos estudios y al regresar comienza a trabajar en la Prensa; con este diario colaborará escribiendo artículos durante toda su corta vida. En 1989 viaja a Cuba para asistir al curso de guiones de Garcia Marquez. Ese mismo año conoce a Ava Echeverri, quien sería su esposa hasta 1993. En 1990 inicia Zoociedad junto a Paula Arenas, Karl Troller y Eduardo Arias; y en 1993 La Brújula Mágica. En 1994 viaja a Paris y visita la tumba de Jim Morrison; conoce a Virginie, una francesa que sería su novia por un corto tiempo. Su novia de los últimos tiempos, Claudia sanchez, compañera de trabajo en La Brújula Mágica, lo acompañaría hasta el último momento, cuando murió en la clínica Santa Fe, a causa de Lupus, una enfermedad que lo había acompañado desde los veinte años.

Su unica novela publicada Opio en las Nubes le hizo merecedor del Premio Nacional de Literatura en el año 1992.

2 comentarios:

  1. Hola.
    Esta información ya es imprecisa. Ya hay publicados dos libros más de Chaparro: una selección de sus artículos y una novela que se titula El Pájaro Speed y su banda de corazones maleantes. También hay un libro que, si bien no es una biografía, sí trata la vida del autor de Opio en las nubes.

    ResponderEliminar
  2. Hola, la obra de que hablas se titula "Zoologicos urbanos", ¿verdad? Me pregunto si tal vez lo tienes en pdf, y si me lo podrias enviar por favor.

    ResponderEliminar